El IES Virgen del Pilar de Zaragoza tiene ‘madera solidaria’ | Innovación Aragón
En el IES Virgen del Pilar de Zaragoza tenemos madera solidaria. Porque somos solidarios –entre otras cosas, estamos hermanados con un colegio de Bolivia–... El IES Virgen del Pilar de Zaragoza tiene ‘madera solidaria’

En el IES Virgen del Pilar de Zaragoza tenemos madera solidaria. Porque somos solidarios –entre otras cosas, estamos hermanados con un colegio de Bolivia– y porque tenemos enseñanzas de Formación Profesional (FP) de la rama de Madera y Mueble. Con estas premisas, ¿qué mejor que desarrollar con el alumnado de especiales características un proyecto que sume ambos aspectos?

Eso es lo que pensó la profesora de Tecnología Laura Gómez, encargada de impartir el ámbito práctico al alumnado del programa PDPS (Programa para el Desarrollo Personal y Social), conformado por un total de cinco alumnos, todos ellos con riesgo de abandono escolar temprano. Estos chicos y chicas presentan diferentes carencias, tanto afectivas como curriculares, e incluso, en ocasiones, problemas de conducta y autoestima, que dificultan su integración en la sociedad.

La motivación es fundamental para que estos alumnos y alumnas respondan a las propuestas de su profesor, así que Laura ideó un proyecto que pudiera engancharles y, al mismo tiempo, les sirviera como primer acercamiento a las enseñanzas de madera del centro, que pueden resultarles atractivas.

Parchís, ajedrez y un juego de damas

En sus clases tiene que conjugar dos materias, Tecnología y Educación Plástica, así que el proyecto debía integrar las competencias que se desarrollan en ambas y tener un fin motivador. Dicho y hecho: la propuesta fue que cada uno de ellos realizara en madera un juego de mesa tradicional, que sería donado a algún fin social que les pudiera resultar cercano, por ejemplo, al Hospital Infantil de Zaragoza. De esta manera, están elaborando un dominó, un parchís, un ajedrez y un juego de damas. Como hemos dicho, el material que les sirve de base es la madera, que trabajan de forma manual. Además de utilizar herramienta específica para trabajar con dicho material, el alumnado está reflexionando acerca de la geometría, la proporción, el uso del color… Pero, sobre todo, este proyecto favorece el trabajo autónomo, la capacidad de resolver los pequeños problemas que se les pueden plantear, y la autoestima, al verse capaces de fabricar un producto bonito y útil, fruto de su propio trabajo. Ojalá sirva también para poner una sonrisa a los niños y niñas que tienen que pasar un tiempo en el hospital.

FUENTE: HERALDO DE ARAGÓN

Innovación Educativa

El mapa de la Innovación es un recorrido por los colegios de Aragón: un completo proyecto colaborativo que permite a cada centro contar sus experiencias en primera persona.